Tips para contornear tu rostro

Domina la técnica del contono con estos sencillos trucos.

1

Elige un tono mate hasta dos veces más oscuro respecto de tu color de piel. Puede ser un bronceador, un polvo normal o específico para contorno, e incluso una sombra de ojos.

2

Para crear profundidad, olvídate de los tonos cálidos. Busca un subtono frío y ligeramente grisáceo, no cenizo. Este último hará que aparentes más edad de la que tienes.

3

Con tu dedo, presiona suavemente bajo el hueso de la mejilla para identificar exactamente dónde harás el contorno. Olvida el truco de poner carita pescado, pues le da una forma extraña a la cara y hace que los pómulos parezcan caídos.

4

Con una brocha angular, aplícalo sobre la sien desde el borde de la línea del cabello, a la altura del comienzo de la oreja, y extiéndelo hacia la esquina de la boca sin llegar a ella (deja dos dedos de distancia.)

5

Una línea horizontal ensanchará tu rostro; justo el efecto contrario que buscamos al contornear, así que manténla diagonal.

6

Ve construyendo la intensidad poco a poco. Te será más fácil difuminar el pigmento y obtendrás un resultado natural.

7

Difumina usando pequeños movimientos circulares ascendentes para levantar visualmente el rostro. Evita los movimientos de vaivén.

8

Sin recargar la brocha con más producto, pásala alrededor de la línea del cabello, sobre la frente y debajo de la mandíbula.

9

¡Huye del efecto cakey! No mezcles productos en polvo y en crema a la hora de contornear. Prefiere los polvos.

Este post contiene links afiliados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *