El maquillaje no es protector solar y otras cosas que necesitas saber sobre el FPS

EL PELIGRO ES REAL

La radiación solar estimula la aparición de manchas, hiperpigmentación y decoloración, provoca enrojecimiento y hace que los poros luzcan más grandes. Por si fuera poco, 80% de las arrugas son causadas por ella, ya que inflama y rompe el colágeno y elastina causando líneas y laxitud en la piel. Si la exposición es continuada también puede causar cáncer de piel.

ÚSALO AUNQUE ESTÉ GRIS AFUERA

Aún si disminuye la radiación infrarroja, las nubes no pueden filtrar los rayos ultravioleta, por ello es indispensable usar protector solar, incluso dentro de casa, pues a menos que vivas en un bunker, no hay forma de escapar de los rayos solares.

QUÍMICO VS. FÍSICO

  • Los ingredientes químicos o sintéticos (avobenzona, oxitano, octinoxato, homosalato, octocrileno, octisalato, oxibenzona, mexoryl SX y SL), filtran los rayos luego que estos tienen contacto con la piel.
  • Los ingredientes físicos o minerales (óxido de zinc, óxido de hierro, dióxido de titanio) actúan como un escudo que bloquea los rayos de inmediato. Las fórmulas micronizadas no dejan residuos blancos.

IDENTIFICA EL NIVEL

  • El factor de protección solar sólo mide los rayos UVB, que atacan la capa superficial de la piel y ayudan a propagar el cáncer. 30 (el mínimo requerido para todos los días según la Asociación Dermatológica Americana) mantiene a raya el 92% de los UVB, mientras que 50 protege hasta el 97%. Los de 100 sólo ofrecen 0,7% más, por lo que han sido progresivamente retirados del mercado.
  • Los rayos UVA, responsables directos de penetrar la piel, causar daño celular, envejecimiento y cáncer de piel, no están medidos en el FPS. Algunas marcas utilizan una clasificación de estrellas para indicar la protección contra este tipo de rayos.
  • Los protectores broad-spectrum protegen contra ambos.

FPS PARA TU TIPO DE PIEL

  • ¿Sufres de resequedad? Elige una fórmula que contenga ceramidas. Evita los aerosoles; generalmente contienen mucho alcohol y  resecan aún más.
  • ¿Piel grasa? Sigue la regla básica de usar sólo productos oil-free  y elige fórmulas matificantes, preferentemente en barra.
  • ¿Tienes melasma? El óxido de hierro puede ayudarte a combatirla.
  • ¿Tu piel es sensible? Usa protectores solares físicos y busca ingredientes calmantes, como camomila y té verde.
  • ¿Propensa al acné? Usa protectores libres de aceite y no comedogénicos. El octisalato (salicilato de octilo) también ayuda con el problema.

APLÍCALO CORRECTAMENTE

  • Comienza agitando la botella para activar los ingredientes, y luego aplica sobre el rostro una cantidad equivalente a una cucharada de té. Integra el producto en la piel sin frotar demasiado.
  • Distribuye el producto detrás de las orejas, sobre las cejas y en el entrecejo, en la nariz y aletas nasales, alrededor de los labios, sobre el cuello y en la línea del cabello. 
  • Para el cuerpo necesitarás la cantidad de un vaso pequeño como los de shots.
  • Si vas a salir, aplica el protector 30 minutos antes.
  • ¿No está segura si aplicaste suficiente? Aplica una segunda capa, sobre todo si estás utilizando una fórmula en aerosol, así te asegurarás de que quede uniforme. 3 cm de distancia es la distancia ideal para rociarlo.
  • Nunca apliques FPS sobre la piel mojada.
  • La recomendación general es reaplicar cada tres horas.

LAS FÓRMULAS A PRUEBA DE AGUA TIENEN SU TRUCO

  • Dependiendo de la fórmula, sólo pueden prolongar el tiempo de protección de 40 a 80 minutos después de sudar o nadar. Reaplica después de ejercitarte o meterte al mar/piscina.
  • Los aceites que contienen pueden obstruir los poros, causando y/o agravando el acné, así que no olvides exfoliar la piel al final del día. 

EL MAQUILLAJE NO ES PROTECTOR SOLAR

Una base o polvo con FPS puede ampliar la protección, una vez aplicado el protector solar. Pero de ninguna manera lo sustituye.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *